Desmantela priísta RTV

Sin conocimiento en Televisión y Radio, Cisneros Hernández es impuesto por el gobierno estatal en un espacio donde no cuenta con la capacidad para dirigirlo pues jamás ha producido ni programa escolar

Niños que integraban el proyecto ‘Periscopio Espacio’ el pasado 31 de enero del 2020, comenzaron a tener problemas para continuar realizando sus diversas actividades en las instalaciones de Radio Televisión Veracruz, donde funge como director general, Víctor Hugo Cisneros Hernández. 

Dicen quienes lo conocen “estrechamente” que este priísta logró colarse con la 4T por ser familiar de Eric Cisneros Burgos, secretario de Gobierno en la administración actual. Pero definitivamente el puesto no no logra por sus capacidades en el cargo.

Pero para quienes no lo conocen, trataremos de irnos un poco al pasado para dar a conocer de dónde salió este sujeto. Revisando su currículum vitae, que el mismo subió a la pagina de rtv.org.mx, expone que fue reportero del periódico Imagen Veracruz de 1998 al 2010, luego salta como director de Comunicación Social del Ayuntamiento de Boca del Río, en la administración de Salvador Manzur Díaz en 2011 al 2013 y posteriormente también como director de Comunicación Social del Ayuntamiento de Alvarado en el 2014 al 2017, en el período de Octavio Jaime Ruiz Barroso; ambos políticos priístas que fueron acusados por innumerables actos de corrupción y desvíos de recursos. Del 2017 a 2018, pues este no expone absolutamente nada en cuanto desempeño laboral y pues se desconoce que “trabajillos” hacia a sus amigos priístas.

Obviamente a Víctor Cisneros Hernández, en el documento que publicó sobre su experiencia laboral y académica, omite los nombres de Manzur y Barroso para no “manchar” su escueta experiencia laboral y nula acreditación académica. Es egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana; expone realizó una maestría sobre Ciencias Políticas y Gestión Política en el Centro Universitario Hispano Mexicano en el 2008. Sin conocimiento en Televisión y Radio, Cisneros Hernández es impuesto por el gobierno estatal en un espacio donde no cuenta con la capacidad para dirigirlo pues jamás ha producido ni programa escolar. No por haber estudiado Comunicación, lo acredita para desempeñarse como titular de un espacio donde se requiere la especialización en Radio y Televisión.

Eso si, ha su paso, se ha dedicado a dejar sin empleo a algunas personas que le estorbaban para dar paso a sus amigos y así llenar el lugar de incondicionales.

Desde su llegada, trabajadores de RTV, han señalado a Víctor Hugo Cisneros Hernández de acoso y hostigamiento laboral; además de despidos injustificados sobre personal y terminación indiscriminada de programas culturales –a los que nos imaginamos no entiende-.

La historia

Periscopio Espacio, Recreación y Comunicación Infantil es una productora de contenido infantil que utiliza el juego y la creatividad para detonar productos audiovisuales, sonoros e impresos con impactos en medios, plataformas e impresas, en niños entre 7 y 14 años. Por ella, pequeños se capacitaban para crear programas infantiles como lo es el programa La Chicharra. 

Revisando el espacio de Periscopio Espacio, se podía observar a niños produciendo espacios culturales a través de la entrevistas, edición y manipulación de cámaras, realizando sus propios guiones. Eran parte de las herramientas que el programa de La Chicharra requería para estar en el aire y que los niños hacían eficientemente. Periscopio Espacio los capacitaba para poder atender espacios importantes en radio, televisión. Les brindaba las herramientas técnicas para poder desempeñarse lo más profesionalmente posible, pese a su corta edad.

La programación de La Chicharra eran los viernes de 17:00 a 18:00 en transmisión en vivo y los sábados, retransmitían de 09:00 a 10:00 horas. Dicho programa se venía realizando desde el 2004 a la fecha bajo la producción de Linda Mújica Leal, hasta que el 31 de enero del año en curso, día cuando Víctor Hugo Cisneros Hernández [afectado porque los ‘Chavitos’ sabían más que él en el negocio de Radio Televisión Veracruz] decidió prescindir de sus servicios.

Su despido, originó que el programa empezara a solo a transmitir programadas grabados. Pese a que este seguía al aire, a todas luces, Víctor Cisneros, pretendía que dicho espacio fuera dirigido por alguno de sus dos incondicionales, Balam Aldahir Rivera Cadena o Francisco Tea Carreto, alías Fateca, a quienes quiere promover de reporteros a productores del organismo público; y a quienes hará productores.

Concediendo a la desinformación y falta de respeto a los niños y a padres de los pequeños. Cisneros Hernández, jamás notificó a los chavos de que se iban a cancelar las transmisiones en vivo, por lo que la incertidumbre comenzó a propagarse entre ellos.

Algo muy importante es resaltar, que los 14 niños -que están siendo también cesados por Cisneros Hernández- han llenado un espacio que por derecho les corresponde y que está estipulado en la ley, donde se contempla los derechos de la infancia y también su derecho a la comunicación; que no dudo que por ignorancia, el priísta vestido de morenista, no tiene idea que existe y por ende se encuentra violentando.

El pasado 25 de febrero del 2020, Víctor Hugo Cisneros Hernández sacó un comunicado en donde intenta lavarse la cara, donde, de manera cobarde, expone que La Chicharra no sale del aire y que la productora Linda Mújica Leal, fue quien no notificó a los padres de los menores sobre el término de su contrato.

Aquí lo que este sujeto no explica, es que si, efectivamente el programa continúa, a quien saca de RTV es a Periscopio Espacio y a todos los niños que son quienes venían desarrollando un trabajo muy importante dentro de la televisora/radiodifusora. Es quien les proporcionaba las herramientas para hacer guiones, entrevistas, ediciones con la finalidad de ir formando a los pequeños en la radio, televisión y medios alternativos como son las redes sociales. En conclusión, reitero, los chavales están mejor capacitados que él, en el ramo.

Independientemente del cese de la productora Linda Mújica –que ese será otro tema a futuro, sobre los despidos indiscriminados que éste se encuentra realizando dentro de RTV-, Víctor Cisneros Hernández violenta y pisotea los derechos infantiles a su contentillo. Jamás le ha dado la cara personalmente a los padres o tutores de los menores y envía al subdirector de Radio, Randy Ramírez Leal a que dé la cara por él. Como si estos no merecieran una explicación sobre las acciones que evidentemente está tomando en contra de los niños que a todas luces está sacando derivado del cese de la productora.

Se sabe, que el 10 de febrero emitió una convocatoria para casting que se llevó a cabo el 21 de febrero, para que niños entre 7 a 12 años [redujo la edad para que si por las “moscas” los chavos más grandes y más demandantes, quisieran participar y así se vieran impedidos], de los cuales solo se presentaron 15 niños y solo seleccionó a 8.

Lo curioso es que años anteriores, la concentración de infantes a participar en La Chicharra era multitudinaria. No entendemos porque ahora solo 15 chavales se interesaron. Pues la causa fue que no hubo difusión a medios de comunicación sobre el casting y al parecer, los niños que habrán asistido, seguro han de ser hijos de los empleados o familiares de estos.

Es importante irnos a la historia, para que usted amable lector formule su propia opinión y vea que todo este entramado es muy cobarde de parte del director. El primer casting que se realizó fue en el 2017, la convocatoria logró que al foro se presentaran 84 niños y niñas para ser interesados, de los cuales quedaron seleccionados 20. El segundo casting se realizó en el 2018, ahí llegaron 75 infantes, de donde se seleccionó 12 pequeños. ¿Y ahora solo 15? Para muestra un botón sobre la incapacidad de la cabeza.

Y ahora con la visita de los niños y niñas a las mañaneras de Andrés Manuel López Obrador a la ciudad de México, donde le exponen el problema existente y le solicitan sean respetados sus derechos a la infancia y a la comunicación que estipula la ley. La orden fue para el gobernador, Cuitláhuac Jiménez García de parte del ejecutivo estatal, donde ordena que el programa La Chicharra no salga del aire. Al parecer el presidente de la República no entendió el verdadero problema a lo que Cisneros aprovechó para que a través de un comunicado –por cierto mal redactado y se ve que ni lo revisó- expone que el programa sigue al aire. Cuando sabe que el problema es que le está cerrando la puerta a los infantes que hacían el programa. No aclara es que a quienes sacó es a Periscopio Espacio, quien era ente que les impartía cursos, talleres para desarrollarse en el área de la radio. Seguramente el priísta sabe que los chavos están mejor preparados que él y por ello, decide sacarlos pues son competencia para él y así no se expone a mostrar su raquítica experiencia laboral.

Y así son la mayoría de los servidores públicos incrustados como titulares en el gobierno de Morena en Veracruz [son pocos los que salvan]. Improvisados y con nulo conocimiento en el ejercicio público y además, muchos de ellos emanados de partidos políticos de derecha y ultraderecha, que traicionaron para lograr seguir pegados a la ubre presupuestal.

 

Quejas y comentarios

[email protected]

[email protected]

Twitter:

@AGNVeracruz

Comentarios

¡Síguenos!

A %d blogueros les gusta esto: