La simulación de cuarta en el Veracruz de Cuitláhuac

- en Opinión

Mientras los veracruzanos enfrentan una de las mayores crisis económica de los últimos 30 años, incertidumbre y un futuro ominoso por la cuarentena derivada de la pandemia del coronavirus, el gobernador del estado Cuitláhuac García y la camarilla que lo acompaña, sacó una reforma electoral que le dio cuantiosos recursos millonarios para las elecciones del próximo año 2021, ( con la reducción del 50 por ciento de los prerrogativas de los partidos políticos), pero sobre todo le quitó a los veracruzanos la posibilidad de utilizar la figura de revocación de mandato para sacar de palacio de gobierno al gobernador morenista, como lo establecía la ley electoral, igual a la federal.

Es decir, mientras a nivel nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador intentó adelantar la figura de la revocación de mandato presidencial, aquí en Veracruz el simulador gobernador, la eliminó pese a que esa fue su principal propuesta de campaña, y no solo eso, si no que también eliminó la posibilidad de que a los legisladores y alcaldes se les revoque el mandato por su mal desempeño.

Preocupado por las estadísticas que lo ubican como uno de los peores gobernadores de México que peor han enfrentado la pandemia del Covid-19 y por la baja aceptación que tiene, constatado por las propias encuestas hechas desde palacio, por su inútil y patético desempeño al frente del tercer estado más importante de México, Cuitláhuac por ahora, se blinda con la esperanza de que “haiga sido como haiga sido”, (parafraseando al otro patético Felipe Calderón) terminará los seis año de gobierno. Y escribo por ahora, porque en política y sobre todo en la política mexicana, todo pueda pasar y nada es seguro.

Y para blindarse tuvo que comprar la conciencia de cuatro legisladores de oposición y obtener la mayoría calificada para la reforma constitucional y echar abajo la revocación de mandato, una figura que era vanguardia a nivel internacional. En los pasillos del Palacio Legislativo se habla que el panista Rodrigo García Escalante, Alexis Sánchez García del Movimiento Ciudadano. Antonio García del PRI y la hija de Héctor Yunes Landa, Andrea Yunes del PVEM, recibieron cinco millones de pesos por su voto. Así de fácil se juega con conciencia del pueblo que votó por estos apátridas liberales.

Para los miles de desempleados, empresas quebradas, equipo médico o alguno que otro ventilador para salvar la vida de los decenas de contagiados graves de Covid-19 no hay dinero porque el estado “esta en quiebra y estamos ahorrando” pero para comprar a diputados si hay el dinero suficiente. Y no hay prueba de estas prácticas añejas y comunes que nos vendieron la idea, eran solo de los priistas, panistas o perredistas y se espera que los morenos serian diferentes, como si el pueblo no supiera cómo se las gasta nuestra clase política.

Cuitláhuac García pasará a la historia como el mayor simulador de cuarta de la 4T que encabeza el tabasqueño a nivel nacional, no solo porque traicionó uno de sus ideales de campaña y la de su jefe político, el que lo puso ahí, si no por los constantes casos de corrupción de gabinete: compra de patrullas a sobre precios, sobornos a empresas como Waltmart, negocios de nóminas de maestros en la SEV, contratos de compra de medicamentos sin licitación etc y la lista sigue. Pero sobre todo por su pobre actuar ante los múltiples problemas que enfrentan los veracruzanos como la violencia imparable.

Sabía que los veracruzanos lo echarían de la silla del palacio de gobierno con la revocación del mandato igual a los legisladores de Morena que solo sirven para hacer negocios con el puesto. Sabe que va perder la mayoría del Congreso en las elecciones del próximo año donde también se renovarán alcaldes por eso reformó la ley para que tanto diputados y alcaldes puedan reelegirse, claro como tendrán las arcas a toda su disposición, las utilizarán para la compra de conciencias y de votos.

Y para eso utilizarán los 177 millones de pesos que les quitaron a los partidos políticos, para la operación política electoral. ¿O caso ese dinero se utilizará para apoyar a las miles de empresas y desempleados que esta dejando la pandemia?. No se sabrá como no se sabe a dónde fueron a parar los 4 mil millones de pesos que la administración estatal no utilizó en 2019 por caer un subejercicio maquinado.

El simulador no es diferente a los anteriores gobiernos corruptos que por desgracia hemos tenido, utiliza una máscara confeccionada y dibujada por su mentor pero sus errores la están desdibujando poco a poco y no le quedará nada hasta demostrar su propio rostro de déspota y títere del régimen.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

¡Síguenos!

A %d blogueros les gusta esto: