7 beneficios de la Inteligencia Emocional en el entorno laboral

inteligencia-emocional-1431979220924
- en Salud

Autor: Bertrand Regader

La teoría de la inteligencia emocional goza de gran popularidad en nuestros días, pues son muchas las investigaciones científicas que afirman que aporta muchos beneficios para la salud mental de personas. En la actualidad, los psicólogos lo emplean como una herramienta terapéutica.


Sin embargo, el uso de la inteligencia emocional no está limitado al campo clínico y de la salud, sino que también se ha demostrado que esta práctica favorece al rendimiento y la motivación de los individuos. Cada día más, las empresas, los clubes deportivos o las escuelas incluyen programas de inteligencia emocional para mejorar el rendimiento de los trabajadores, deportistas y estudiantes. En este artículo os hablaré de la inteligencia emocional en el entorno laboral.

En qué consiste la inteligencia emocional

La inteligencia emocional es un término que se popularizó en los años 90, gracias a un psicólogo estadounidense llamado Daniel Goleman. Pese a que otros autores ya habían mencionado este concepto con anterioridad, una obra editorial de Goleman, que se convirtió en best-seller, hizo que el mundo entero hablara de este constructo.


Goleman afirmaba que el éxito de una persona en la vida no solo tiene que ver con el cociente intelectual (CI), sino que la inteligencia emocional determina en mayor o menor medida nuestro éxito en la vida. La forma de relacionarnos con los demás o la manera cómo gestionamos nuestros propios triunfos o fracasos, hacen que lleguemos donde queremos llegar o que tiremos la toalla antes de tiempo.


Las personas emocionalmente inteligentes reconocen sus propias emociones y las de los demás y son capaces de regularlas y controlarlas para poder adaptarse a cualquier entorno. Además, estas personas saben motivarse a sí mismas y poseen mejores habilidades sociales.

La inteligencia emocional en el trabajo

¿Qué empresario no querría tener a una persona emocionalmente inteligente en su equipo?. Y más hoy en día, que una de las competencias más valoradas es el trabajo en equipo.

Los estudios en esta línea de investigación concluyen que las empresas con trabajadores emocionalmente inteligentes tienen una menor rotación de personal, mayor productividad, más ventas y, además, sus trabajadores sufren menos estrés y más satisfacción ¿Y por qué ocurre esto? A continuación vamos a profundizar en estos beneficios:

1. Incrementa la productividad

La productividad mejora por muchos motivos. Como ya se ha comentado, la inteligencia emocional es necesaria para la automotivación y, por tanto, el rendimiento y el desempeño laboral. Según indican los resultados de una investigación llevada a cabo en una empresa de Dallas (Estados Unidos), los trabajadores que puntuaron más alto en cuestionario de inteligencia emocional rendían hasta un 25% más que sus compañeros que puntuaron más bajo.

2. Más ventas

Las personas emocionalmente inteligente poseen mejores habilidades sociales y entienden con más precisión las emociones que experimentan los demás. De hecho, un estudio que se publicó en el magazine “Fortune” concluyó que aquellos trabajadores del sector comercial vendían hasta un 50% más cuando eran emocionalmente inteligentes.

3. Menos rotación de personal

Son muchas las investigaciones que han confirmado que las puntuaciones altas en inteligencia emocional por parte de los trabajadores de una empresa se asocian a una baja rotación de personal. . Además, las puntuaciones altas se asocian a una menor intención de dejar la empresa y a un mayor sentimiento de pertenencia hacia la compañía por parte de los trabajadores.

4. Favorece el bienestar de los trabajadores

La inteligencia emocional mejora el bienestar y la salud laboral por muchos motivos, principalmente porque mejora las relaciones interpersonales, la comunicación y reduce los conflictos. Con motivo de la crisis económica, un banco tuvo que desprenderse de gran parte de su personal y llevó a cabo una evaluación de inteligencia emocional entre sus empleados para reubicarlos dentro del nuevo organigrama de la empresa. Los datos mostraron que de esta manera compañía logró mejores resultados y sus trabajadores afirmaron tener una mayor satisfacción y salud laboral.

5. Mejores decisiones y mayor capacidad de resolución de problemas

Los trabajadores emocionalmente inteligentes toman mejores decisiones, manejan mejor los conflictos y, además, sufren menos accidentes de trabajo. Esto es lo que demostró una investigación llevada a cabo en dos empresas, una de retail y otra dedicada al sector de la construcción. Los empleados con un IE alto tenían menos accidentes laborales y manejaban mejor las situaciones complicadas.

6. Mejor atención al cliente

Con la inteligencia emocional se produce un beneficio en las relaciones interpersonales y una mejoría en cómo se gestiona el trato con otras personas. Pero esta mejora no solo es útil para que los empleados trabajen mejor en equipo y se produzcan menos conflictos, sino que ayuda a mejorar las relaciones con los clientes, detectando sus necesidades y permitiendo un trato mucho más eficiente.

Esto quedó demostrado en una empresa de automoción que decidió realizar una estrategia de marketing centrada en el trato con el cliente. El proceso de selección de personal incluía la evaluación de IE y la puntuación en inteligencia emocional alta era un criterio principal para la obtención del puesto. Un año más tarde, la compañía fue valorada por los clientes como una de las mejores empresas de ese sector, quedando dentro del 10% de las empresas top.

7. Comunicación más eficiente

La comunicación también mejora con la inteligencia emocional, porque para ser emocionalmente inteligente uno debe dominar las distintas habilidades sociales. Una investigación que se realizó en la compañía Towers Watson demostró que la comunicación aumentaba si los empleados eran emocionalmente inteligentes.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*