Grupo delictivo secuestra y mutila a 6 hondureños para que familias pagaran sus rescates en sur de Veracruz

Los secuestros de migrantes siguen en aumento en el sur de Veracruz, ante la indiferencia de las autoridades/ 
FOTO: FÉLIX MÁRQUEZ /CUARTOSCURO.COM
Los secuestros de migrantes siguen en aumento en el sur de Veracruz, ante la indiferencia de las autoridades/ FOTO: FÉLIX MÁRQUEZ /CUARTOSCURO.COM
Coatzacoalcos, Ver.- Un grupo delictivo amputó parcialmente los dedos a 6 migrantes de nacionalidad hondureña a quienes mantuvieron durante varios días secuestrados en Coatzacoalcos hasta que sus pagaron el rescate.
Luego de que les amputaron los dedos, los migrantes fueron abandonados malheridos sobre la  Transistmica entre Aguas y Achotal, localidades pertenecientes a los municipios Sayula de Alemán y Evangelista, respectivamente.
recabada a través de fuentes policíacas, indican que los lesionados fueron abandonados por desconocidos sobre la citada vía de comunicación minutos antes de la medianoche del jueves, ahí permanecieron hasta ser auxiliados por la Policía .
Posteriormente el del Instituto de Migración (INM) trasladó a los lesionados al de Oluta, para su atención .
Se dice que los seis extranjeros presentaban fracturas en los dedos; tortura que aplicaron los delincuentes para obligar a la que depositaran lo más posible el dinero, de lo los matarían, según narraron los centroamericanos.
Los agraviados fueron interceptados en Coatzacoalcos, por desconocidos quienes los obligaron a contactar sus familias en los Estados Unidos de América; finalmente cada pagó entre mil y mil doscientos dólares, según narraron los hondureños a las autoridades.
Los heridos son L.A.C.N, de 21 años; N.J. E. R., de 19 años; N.N.C., de 34 años; I.P.G., de 25 años; G.O.A., de 18 años y J.N.Z.M., de 34 años, todos ellos originarios de Honduras, quienes en su búsqueda del sueño americano fueron víctimas de la delincuencia que impera en el sur de Veracruz, ante la total indiferencia de los tres niveles de gobierno.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*