Desgaste del piso de rodamiento que cubre ductos de Pemex en río la Carbonera pone a riesgo a decenas de familias.

- en Sociedad

Manuela V. Carmona/ Nogales, Ver.- Habitantes de las colonias La Carbonera y La corregidora del municipio de Nogales, manifestaron sentirse en la incertidumbre, debido al riego que representa el desgaste que muestra el piso de rodamiento del río La Carbonera en algunos tramos, el cual fue construido años atrás por Pemex para proteger los ductos que atraviesan este afluente.

Con la temporada de lluvias, este arroyo aumenta su nivel arrastrando a su vez piedras de gran dimensión, las cuales han socavado el piso, dejando al descubierto el deterioro de la colcha de concreto con armado de varilla de acero en la cual durante la temporada de secas se puede apreciar una grieta al medio del afluente misma que se ha venido agrandando cada año.

Es necesario el dragado de este río porque en temporada de lluvias se escucha el estruendo de las piedras que ruedan al ser arrastradas por la corriente y existe la posibilidad de que una de éstas pudiese impactar gravemente causando daños permanentes al ducto” dijo el señor Miguel habitante de La Corregidora.

De acuerdo con los vecinos es a metro y medio por debajo del concreto  donde atraviesa un ducto de aproximadamente 22 pulgadas de diámetro el cual  lleva combustible, por ello cientos de familias que habitan en estas dos colonias manifestaron que es necesario el dragado de la barranca de La Carbonera, pues hace ocho años fue la última vez que autoridades federales y estatales dragaron el cauce del río, retirando y demoliendo piedras de gran dimensión; de ahí que al paso de los años las barrancas han arrastrado material a la zona baja del afluente y deteriorado la carpeta.

“Aquí pasa el personal de Pemex, revisan pero no dicen cuando reparan el concreto del río. Desde aquí se escucha en la noche como ruedan las piedras y se golpean con el agua y siempre estamos pensando que no se exponga el ducto”, indicaron los pobladores.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*