Habitantes de la Joya impiden que alcalde derribe kiosko construído hace dos años

Los habitantes quieren que el alcalde realice obras y no destruya las que hay/Plumas Libres

Por Francisco De Luna /

Acajete, Ver.-Un grupo de ciudadanos de La Joya, municipio de Acajete se congregaron en el kiosko para impedir que la nueva administración municipal derrumbe esta obra. Manuel Pozos Velasco, uno de los habitantes e inconformes contra el derribo, pidió que la obra no sea demolida como lo planea el gobierno municipal que encabeza el alcalde Joel Molina Rojas.

Explicaron que la obra tiene dos años “y ahora dicen es porque estorba y que no deja ver bien la iglesia“, pero aseguran que no permitirán que sea destruido.

Por esa razón la tarde de este miércoles 7 de marzo (2018) las personas del poblado se reunieron y pararon a los trabajadores que empezaban con la demolición.

Que hagan obra no que vengan a tumbar lo que ya está hecho“, indicaron durante la reunión que sostuvieron como una manera de exigir alto a estas acciones.

Aunque aseguran que la autoridad municipal argumentó que el kiosko está dañado, no es así ya que ahora está estrellado el inmueble porque este día le dieron de golpes con marros y herramienta pesada.

“Que muestren los dictámenes de Protección Civil en donde diga que está dañado y que por eso es necesario tumbarlo”  indicó el señor Manuel Pozos Velasco.

Mientras tanto, el grupo de habitantes comenzó a reunir frmas para entregarlo al Ayuntamiento de Acajete y pedir que el kiosko permanezca en ese lugar.

Comentarios

  1. Esta grilla local también se presenta en otros niveles. Ahí está el caso del bulevar costero Veracruz-Boca del Río, ahí intervienen caprichos de los tres niveles de gobierno cada que se les viene en gana. Por otro lado y no menos importante, la carretera que va desde Palma Sola a Vega de Alatorre, le estaban ampliando un carril, a un costado se pueden ver tramos ya construidos entre el monte, pero después llegó una autoridad similar al que aquí se comenta y dejó el trabajo tirado.
    Con estas ilustres autoridades, nunca saldremos del tercer mundo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.