Asesinan al primer juez federal en Edomex a 10 años de presunta lucha contra el narco

En Metepec, Estados de México, asesinan al primer juez federal Vicente Antonio Bermúdez Zacarías.
- en Foro libre
Ciudad de México.- Desde que el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa declaró la guerra al narcotráfico de todo el país en diciembre de 2006, no se había asesinado a ningún juez federal… hasta este lunes. Pasaron 10 años para que la amenaza constante con la que vive un juez que lleva casos como los que tenía Vicente Antonio Bermúdez, se cumpliera.
El homicidio sucede a pesar de que un 90 por ciento de los jueces federales es custodiado por elementos de la Policía Federal. Cada uno recibe entre 400 mil y 500 mil pesos anuales adicionales como prima por riesgo, según un reportaje por Excélsior en 2011. Pero el riesgo no disminuye.

Vicente Antonio Bermúdez Zacarías, el juez federal asesinado la mañana de este lunes en el Estado de México, tuvo contacto y trabajó en diversos casos en materia de narcotráfico.

Este juzgador suspendió la extradición de Joaquín El Chapo Guzmán a Estados Unidos en marzo del presente año.

Según datos publicados por Proceso, también tuvo acceso al expediente de Abigail González Valencia, alias El Cuini, a quien se le identifica como líder del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Además su juzgado se hizo cargo del caso de Naim Libien, empresario del diario Unomásuno, quien es relacionado por autoridades de EU con el mismo cártel.

De igual forma, Bermúdez Zacarías era el encargado de llevar el proceso jurídico de uno de los líderes de lo Zetas: Ángel Treviño Morales, alias El Z40.

También realizó diligencias en el caso de Gildardo López Astudillo, alias El Gil, a quien la PGR responsabiliza de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en septiembre de 2014.

La Corte exige seguridad para jueces

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar Morales, exigió a las autoridades garantizar las condiciones de seguridad necesarias para los impartidores de justicia para que puedan desempeñar su labor, tras el asesinato de un juez federal en el Estado de México.

El titular de la SCJN demandó a las autoridades competentes investigar de inmediato y resolver el homicidio del juzgador Vicente Antonio Bermúdez Zacarías.

El también presidente del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) condenó el asesinato del juez Quinto de Distrito de Amparo y Juicios Civiles Federales con sede en Toluca, Estado de México, ocurrido este lunes en el municipio de Metepec.

El ministro presidente de la Suprema Corte reiteró que los jueces federales son personas que dedican su vida, su integridad personal, moral y física, al servicio de la justicia en México.

En ese sentido, puntualizó que se requiere que tengan las condiciones de seguridad y tranquilidad para garantizar su independencia, porque en un ambiente con estas condiciones, pueden reflexionar con amplitud sus decisiones.

En el Salón de Plenos del alto tribunal, después de dar a conocer la noticia, Aguilar Morales pidió guardar un minuto de silencio en honor del juez Bermúdez Zacarías.

Al término de la sesión, Aguilar Morales expresó las condolencias de los plenos de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo de la Judicatura Federal a la familia del juzgador, a quienes reiteró el apoyo del Poder Judicial de la Federación.

“Quiero manifestar la solidaridad de este Tribunal Pleno y de cada uno de sus integrantes, así como del CJF con la familia, y finalmente un abrazo a todos ellos, porque sufren en carne propia una condición no deseable nunca en ninguna persona y mucho menos en un funcionario, como un juez federal que cumple con su deber”, añadió.

Antes, dijo que los organismos en la materia seguirán apoyando a los jueces y magistrados para que cumplan con el alto deber que les confiere el pueblo de México, y los felicitó por la valentía cotidiana con que realizan sus actividades.

PGR atrae investigación del homicidio

Ante la instrucción girada por el presidente Enrique Peña Nieto, la Procuraduría General de la República (PGR) atrajo la investigación del asesinato del juez federal Vicente Antonio Bermúdez Zacarías.

Lo hizo con base en las reglas de competencia establecidas en el artículo 20 y demás relativos del Código Nacional de Procedimientos Penales.

A través de un comunicado, la PGR detalló que el subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, Gilberto Higuera Bernal, y el delegado de la procuraduría en el Estado de México, Noé Rodríguez Cervantes, sostuvieron una reunión esta tarde con el procurador mexiquense, Alejandro Jaime Gómez Sánchez.

Ahí se comunicó que la PGR atrae el caso y se precisaron los plazos para la pronta recepción del expediente de la investigación que inició la autoridad local, agregó.

Testigo narra cómo sucedió el asesinato

Una mujer es testigo presencial del asesinato del Juez Quinto de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Civiles Federales en el Estado de México, Vicente Antonio Bermúdez Zacarías.

En el programa de radio José Cárdenas, la testigo cuya identidad se protege, dijo que ella iba circulando por la calle “Árbol de la vida”, en el municipio de Metepec, “cuando me encontré de frente a dos jóvenes que venían caminando, uno venía vestido completamente de negro y el otro traía un pantalón oscuro y un suéter blanco. No les di importancia, porque pensé que eran trabajadores de una construcción, porque por esa zona hay muchas casas que se están construyendo”.

La mujer añadió: “A unos 50 metros adelante me encontré un cuerpo tirado, pensé que se había desmayado o que le había pasado algo, y cuando bajé la velocidad porque venía conduciendo, me di cuenta que había un río de sangre, vi entonces por el espejo retrovisor que esos muchachos seguían caminando en sentido contrario, entonces también se paró una camioneta al lado mío con una señora que le gritó al de seguridad que llamara a una policía porque el cuerpo estaba justamente en la entrada de una zona residencial en donde había una caseta de vigilancia”.

Además recordó que cuando la señora le gritó al vigilante, ella se regresó para ver si podía alcanzar a los tipos, “no me dio miedo, en ese momento no, porque había muchos autos circulando, entonces no pensé que fueran a percatarse si yo me daba la vuelta en U, y donde me di la vuelta hay un campo baldío donde ellos alcanzaron a cruzar y cuando yo cruce se agazaparon, obviamente yo pasé despacio y me di cuenta que estaban en alguna parte del baldío y que seguramente iban a salir del otro lado del baldío que es la calle Avenida Tecnológico pero me di cuenta que el baldío terminaba en un enrejado”.

Dijo que regresó a donde estaba el cuerpo, pero no llegaban las patrullas, no llegaba la ambulancia, no llegaba nadie y “lo único que pude hacer es pararme junto al cuerpo y ponerme a rezar yo no sabía qué otra cosa hacer, y cuando llegó la primera patrulla inmediatamente le dije, señor revisen el baldío, yo vi a unos jóvenes que se metieron ahí y, me dijo, sí señora en un momento”.

Agregó que llegó una segunda patrulla a la que le comentó lo mismo y llegó una tercera que por radio dio instrucciones de revisar, pasó por la calle, por el baldío pero ya no vio nada y se regresó hacia donde estaba el cuerpo.

Señaló que recuerda que esos jóvenes que eran delgados y de aproximadamente 24 ó 25 años.

(Con información de Notimex y Vice)

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.