Un juicio y el mejor amigo del hombre

El abogado y asesor presidencial estadounidense George Graham Vest, creador de la frase “El perro es el mejor amigo del hombre”.
- en Opinión

Jorrge A. González/Tras Telón

Seguramente hemos escuchado hasta el cansancio la frase “El perro es el mejor amigo del hombre”, muchas veces -quizá- para hacer énfasis en la nobleza de este animal o bien para comprar el lado oscuro del ser humano.

Resulta que esta frase tiene su propia historia. Se desenvuelve en un juicio que da sustento a tal afirmación y el cual alcanzó tal notoriedad e hizo en su momento, que la sociedad reflexionar sobre el hecho.

La frase se le atribuye al prominente abogado y asesor presidencial estadounidense George Graham Vest, nacido en Frankfort, Kentucky.

El jurista fue reconocido por sus habilidades en oratoria y debate. Fue congresista en Missouri, congresista confederado durante la Guerra Civil y finalmente senador de los Estados Unidos de América.  

Pues resulta que la célebre declaración que hoy mucho pronunciaos, fue hecha con motivo de un juicio por el homicidio de un galgo en los Estados Unidos.

El ciudadano estadounidense Charles Burden descubrió que su galgo Old Drum había muerto, y que las evidencias del asesino apuntaban a su vecino Leónidas Hornsby.

Luego de la denuncia promovida por el propietario del galgo, las investigaciones apuntaban al vecino debido a las municiones utilizadas y el lugar donde fue encontrado el cadáver.

El alegato desde el punto de vista jurídico de la parte acusadora es que se trataba de una actuación alevosa de Hornsby, y no de defensa personal como él lo alegaba, por lo que el amo del perro decidió levantar cargos.

El juicio se efectuó en el año 1871, Graham Vest tuvo la oportunidad de pronunciar un discurso ante el jurado del tribunal de Warrensdburg, Misuri, durante el proceso judicial por el homicidio del galgo.

Y fue quizá el discurso más conmovedor de un hombre hecho a un animal, siempre comparándolo con la no tan amigable naturaleza humana.

Justamente el discurso se tituló: “El mejor amigo del hombre”, y trataré de compartirles los extractos más relevantes del texto:

“El mejor amigo que un hombre pueda tener podrá volverse en su contra y convertirse en su enemigo.  Su propio hijo o hija, a quien crio con amor y atenciones infinitas, pueden mostrarle ingratitud.

“Aquellos que están más cerca de nuestro corazón, aquellos a quienes confiamos nuestra felicidad y buen nombre, pueden convertirse en traidores.

“El dinero que un hombre puede tener también podrá perderlo, volará en el momento que más lo necesite.

“La reputación de un hombre quedará sacrificada por un momento de locura o debilidad.

“Las personas que están dispuestas a caer de rodillas para honrar nuestros éxitos, serán los que arrojen la primera piedra cuando el fracaso nuble nuestro porvenir.

“El único, absoluto y mejor amigo que tiene el hombre en este mundo egoísta, el único que no lo va a traicionar o negar, es su perro.

“Caballeros del jurado, el perro de un hombre está a su lado en la prosperidad y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad. Dormirá en el frío piso donde sopla el viento y cae la nieve, sólo para estar junto a su amo.

“Besará la mano que no tenga comida para ofrecerle, lamerá las heridas y amarguras que produce el enfrentamiento con el áspero mundo.

“Si la desgracia deja a su amo sin hogar y amigos, el confiado perro sólo pide el privilegio de acompañar a su amo para defenderlo contra todos sus enemigos.

“Y cuando llegue el último acto, y la muerte hace su aparición y el cuerpo es enterrado en la fría tierra no importa que todos los amigos hayan partido. Allí, junto a la tumba, se quedará el noble animal, con la cabeza entre las patas, los ojos tristes pero abiertos y alertas, noble y sincero, más allá de la muerte”.

Nos leemos hasta la próxima.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!