El área devastada en Australia por los incendios es como la CdMx, Edomex, Tlaxcala, Morelos, Puebla e Hidalgo juntos

Ciudad de México. (SinEmbargo).– El área consumida por los incendios en Australia habría ocupado el territorio de la Ciudad de México, Estado de México, Tlaxcala, Morelos, Puebla e Hidalgo juntos. Según ha revelado un mapa elaborado por The Guardian.

El mapa interactivo de la publicación permite a sus lectores trasladar el área seleccionada que ya ha sido consumida en Australia a diferentes partes del mundo para comprender la magnitud de estos incendios que han acabado con la vida de a más de mil millones de animales en toda Australia.

En el caso de México, el voraz fuego ya habría acabo con todo a sus paso en los que emprende seis estados del centro de la República. O bien, con todo el territorio de un estado del norte como Chihuahua, Sonora o Coahuila.

El humo de las llamas que consumen a Australia desde septiembre ya se ha extendido a través de más de 20 millones de kilómetros cuadrados, ahora más preocupaciones se añaden a la lista: la contaminación y lo efectos que genera en humo en la salud humana.

EL HUMO AFECTA LAS CONDICIONES ATMOSFÉRICAS

Las enormes masas de humo de los incendios de Australia han alcanzado la estratosfera y están recorriendo miles de kilómetros, afectando las condiciones atmosféricas a nivel mundial, según la NASA.

Una flota de satélites de la agencia está rastreando los aerosoles y el humo de estos incendios masivos, que no solo están causando devastación local.

Las condiciones sin precedentes que incluyen el calor abrasador combinado con la sequedad histórica, han llevado a la formación de un número inusualmente grande de eventos de pirocumulonimbos (pyrCbs). PyroCbs son esencialmente tormentas eléctricas inducidas por el fuego. Son activados por la elevación de cenizas, humo y material en llamas a través de corrientes ascendentes sobrecalentadas. A medida que estos materiales se enfrían, se forman nubes que se comportan como tormentas eléctricas tradicionales pero sin la precipitación que las acompaña, según un comunicado de la NASA.

Los eventos de PyroCb proporcionan un camino para que el humo llegue a la estratosfera a más de 16 kilómetros de altitud. Una vez en la estratosfera, el humo puede viajar miles de kilómetros desde su fuente, afectando las condiciones atmosféricas a nivel mundial. Los efectos de esos eventos, ya sea que el humo proporcione un enfriamiento o calentamiento atmosférico neto, lo que sucede con las nubes subyacentes, etc.) es actualmente objeto de un intenso estudio.

La NASA está rastreando el movimiento del humo de los fuegos australianos elevados, a través de eventos de pyroCbs, a más de 15 kilómetros de altura. El humo está teniendo un impacto dramático en Nueva Zelanda, causando graves problemas de calidad del aire y oscureciendo visiblemente la nieve en las montañas.

Más allá de Nueva Zelanda, para el 8 de enero, el humo había recorrido la mitad de la Tierra, cruzando América del Sur, volviendo el cielo nebuloso y causando coloridos amaneceres y puestas de sol.

Se espera que el humo haga al menos un circuito completo en todo el mundo, volviendo una vez más a los cielos sobre Australia.

La combinación del índice de aerosol UV con la información RGB es una forma de mejorar ambos.

IMPACTO DEL HUMO EN LA SALUD

Estudios efectuados a bomberos de incendios forestales permiten comprender mejor los riesgos de la inhalación de humo. Han mostrado tasas significativamente más altas de cáncer pulmonar y muerte por enfermedades cardiacas, dijo Michael Kleinman, que investiga los efectos de la contaminación atmosférica sobre la salud y es profesor de toxicología ambiental en la Universidad de California, campus de Irvine.

Los bomberos reciben dosis de humo mucho más elevadas y frecuentes, pero Kleinman dijo que puede esperarse un incremento proporcional en las enfermedades entre el público en general expuesto al humo de incendios forestales en California y otras regiones del oeste de Estados Unidos.

“Es seguro afirmar que probablemente habrá más efectos a largo plazo”, afirmó Kleinman. “Especialmente si esos eventos ocurrieron durante un período de tiempo más largo o más repetidamente, habrá daño acumulativo en el pulmón y el corazón que a la larga derivará en una enfermedad crónica”.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: