Adiós… para siempre adiós/ Escenarios

AMLO dijo que NO tiene afanes reeleccionistas

Sin hacer referencia a La Barca de Oro, de Abundio Martínez, inmortalizada por Pedro Infante, ni a la canción de Juan Gabriel, ni la de Los Tucanes, pero ahora el “Adiós, para siempre adiós” cae como anillo al dedo en este nuevo amanecer.

Ya por fin, la espera terminó, cinco meses de un activismo, inusual, del Presidente Electo, en un país paralizado, sin presidencia efectiva.

Los grandes dirigentes de Cuba, Venezuela, Bolivia, Uruguay. El Salvador. El Rey de España, La nutrida delegación estadounidense. Legisladores, activistas, miembros de distintos gabinetes de América Latina, Europa, África y Asia. Acudieron a la toma de Posesión de Andrés Manuel López Obrador.

En Palacio Nacional hicieron acto de presencia, los dirigentes empresariales, banqueros y financistas. El Congreso en Pleno, las fuerzas armadas, las instituciones nacionales. Afuera en el Zócalo de la ciudad de México, cientos de miles de ciudadanos de toda la república vitoreaban con fuerza y pasión “Es un honor estar con Obrador”.

El resto de la sociedad, consciente del arribo de la esperanza, pegada a sus televisores, en las redes sociales en sus tabletas o celulares, en aparatos radiofónicos siguieron puntualmente el inicio de la Cuarta Transformación de México.

Peña se despidió con sorpresas mediáticas, como el saqueo de la residencia oficial, la desaparición del impuesto a gasolinas, las jubilaciones anticipadas, las bases a miles de plazas. Y Miguel Ángel Yunes al final del bienio plagado de muertes, hambre y deudas,  amenazó el retorno monárquico  al 2024, lo que tendrán que vaciar en fosas, la mierda que dejó.

Andrés Manuel López Obrador, asume la Presidencia de la República, Cuitláhuac García Jiménez lo hizo como Gobernador del Estado de Veracruz.

Ante los gritos de espanto por la llegada de Maduro y las ocurrencias de Taibo II, alianzas legislativas para preservar la impunidad y aniquilar la desaparición del fuero. Oposición envalentonada, ya sin el bozal de la institucionalidad “malparida”, La obediencia, por fin, es remplazada por la democracia real.

El presidente  ejerció su visión de Estado, con el respaldo del Congreso mayoritario por Morena, PT y PES, para quitar las pensiones a los expresidentes, para maniatar la voracidad de las mineras, para anular los permisos al Fracking, para cerrar la corrupta comilona del nuevo aeropuerto y “apañarse” las instalaciones del actual.

Decisiones puntuales como las becas a jóvenes para el trabajo y el estudio.  Bien lo dijo Miguel Alemán “’Poner a estudiar a jóvenes vale más que 300 aeropuertos… México es mucho más grande que un aeropuerto”.

Pemex, otrora gallina de los huevos de oro, pero que sigue y sigue dándolos, al ser montada por gallos trasnacionales, pero a costa de nuestros políticos oportunistas, que se beneficiaron con la privatización energética.

El Gobernador Constitucional declara  Crisis humanitaria por las desapariciones en la entidad veracruzana.

El Senado denunció la voracidad de las comisiones bancarias. La Cámara de Diputados exigió el fin de la corrupción. Los Magistrados de la Corte y consejeros del INE acorralados ante la nueva ley que reducirá salarios a los funcionarios. Se abre el mercado a la mariguana. Se anuncian nuevas refinerías. Se somete a voluntad popular dos consultas para validar decisiones del ya gobierno del cambio.

Los dirigentes partidistas, con ocho décadas en el poder, vaticinan hecatombes creadas y alimentadas en sus administraciones. La relación incestuosa, del PRI y del PAN avizora el fin del neoliberalismo y el comienzo de la Cuarta Transformación de la República.

NETFLIX se enlaza al Juicio de El Chapo y sale a la luz la podredumbre del amasiato entre el crimen organizado y la organización criminal de las instituciones. Narcos México reseña las alianzas entre los Cárteles, fuerzas de seguridad, gobernadores y gobierno federal con la misma simpleza con que el rey Zambada, denuncia los moches a las presidencias de Calderón y Peña Nieto. Salen a flote los veinte millones de dólares a la administración foxista, para la primera huida del penal de Puente Grande “Oculto en el carrito de la ropa sucia y sobornando a policías, el capo mexicano escapó en 2001 de otra cárcel de máxima seguridad” (El País).

El anuncio que indignó mas a la nación fue el de Peña Nieto, que otorgó el Águila Azteca al yerno de Trump: “¿El Águila Azteca a Krushner? ¿de verdad?, así se despide el gobierno de la indignidad. Perfecta corona de su indecencia”- Jesús Silva Herzog.

“El vuelo del Águila Azteca depende de la calidad de quién recibe la condecoración y de quién la otorga. En esta ocasión, el águila simplemente no voló. Se quedó en el suelo” Lorenzo Meyer.

Se sospecha que se dio para evitar rendir declaración, en el juicio de El Chapo, sobre la denuncia de Zambada.

Dimes y diretes en torno al cambio que no gustó. A la trasformación de México que es indispensable, sin embargo  hoy renace la República. La defendida por Hidalgo, Morelos, Juárez, Madero, Cárdenas y Zapata-Villa. La República ahorcada por la insaciable necesidad de robar. Una Nación que requería ser rescatada. Un País que le urgía recuperar sus recursos. Un México ensangrentado, empobrecido, por la avaricia y la rapiña.

El PAN exhibe manta  en contra de Maduro. El PRD pide respeto al federalismo, cuando ambos, fueron  cómplices y socios del desastre.  También  se ofendieron  los iletrados conductores televisivos, del lenguaje abierto de un experto del idioma castellano. Los incultos escupiendo mierda,  al autor de decenas de libros que rescatan la historia nacional, que narran las peripecias policiales urbanas, que describen lo cotidiano entrelazado con la narrativa de lo inusual.

Mañana las huestes opositoras culparán de todo, lo que ellos mimos propiciaron. Todo lo provocado en sus gobiernos neoliberales, por capricho entreguista, por docilidad enfermiza de dar lo que no les corresponde, por rapiña amañada por décadas, deformación cultural, rechazo a su esencia histórica. Todo hasta  la “aparición” decembrina, no de la Guadalupana, sino del divo de Juárez, que ahora quieren resucitar.

Apropiarse, saquear, vaciar, desaparecer lo que es de otros para estrenar departamentos, autos, Yates o joyas. Es seguir la consigna del chavalo delincuente: “vivir cinco años como rey y no 50 como buey”.  La prisa por devorar el poder, por joder al jodido, por tener lo soñado, han sido las causas reales de la corrupción institucionalizada. La que esperemos se vaya para siempre, se extraiga como cáncer social.

Hoy, nuevo día de sol, Los Pinos abren sus puertas a toda la ciudadanía, con música y visitas guiadas, mientras Enrique Peña Nieto utilizó el TP01 para transportarse a Argentina, el último,  ya que el lunes saldrá del país, para ser vendido, aseguró Jesús Ramírez, coordinador de Comunicación social.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.